martes, 14 de enero de 2014

Sesiones Boudoir: Laura

La terminología "Boudoir" viene del idioma francés y significa "tocador". Se emplea para designar el estilo de fotografías que implican que la modelo posa vestida con prendas interiores, y/o lencería, o semi-vestida con ellas.


Se trata de insinuar, de enseñar apenas lo justo para que la mente complete el resto, lo imagine, dando la clave para crear un mundo de sensaciones, en el que la protagonista indiscutible es la mujer, que debe sentirse en todo momento cómoda e idolatrada.

Este tipo de sesiones de fotografía se pueden realizar en un estudio, habilitado para ello, donde la iluminación no tiene por qué ser siempre natural, en favor del control absoluto de la luz que brindan los flashes y focos profesionales. También se puede optar por una habitación de hotel, con buena iluminación, donde la decoración está siempre al día, y que otorga la posibilidad de escoger, eso sí con un sobrecoste para quien contrata la sesión.


Otra alternativa es la de escoger el propio domicilio de la modelo, donde se sentirá mucho más segura de sí misma, y donde se escogería una zona con la mejor iluminación posible.


Todas las alternativas son válidas, siempre que se realice una preparación previa, que facilitará las cosas, y preveerá cualquier eventualidad que pudiese surgir.

También es muy importante que se cuente con una maquilladora profesional, y que previamente haya habido una sesión de peluquería. No tiene sentido vestirse con las mejores galas, si no se miman estos aspectos también, ya que la imagen previa a la fotografía, es uno de los factores decisivos que contribuyen al éxito de la sesión.



Como pequeña muestra de ello, os dejo algunas fotografías, que ilustran este artículo, correspondientes a la sesión realizada en 2013 con Laura. Espero que os gusten!