martes, 20 de marzo de 2012

CALIDAD, CALIDAD, CALIDAD...

Hola a tod@s...

Como sabréis, el panorama actual para los fotógrafos es desalentador.

Muchos compañeros no entienden que su trabajo tenga un valor... porque o bien se dedican a otra cosa, tienen alguna otra fuente de ingresos, o no necesitan vivir de lo que hacen, y por eso fijan precios inusualmente bajos, pensando que así van a poder introducirse RÁPIDAMENTE en el mercado.



Está claro que la crisis afecta a todos, y que hay que intentar adaptarse a la situación actual... pero siendo razonables. Entiendo que hay gente que no puede pagar (a precios del mercado actual) un reportaje fotográfico de alta calidad, en un soporte (álbum) también de calidad, que soporte el paso de los años y ofrezca un visionado fiel.

Pero tampoco podían pagarlo ANTES, a los precios de mercado de entonces, porque TODOS, en mayor o menor medida nos hemos ido adaptando a la crisis, bien ofreciendo soluciones inteligentes, o bajando precios salvajemente.

Esto último, ha generado que haya fotógrafos que han optado por casi "regalar" su trabajo, a cambio de poder decir que siguen "activos", incluso muchos que ni siquiera cumplen los mínimos requisitos legales para poder ejercer con garantías (menor gasto, mayor ganancia = precios mucho más bajos) y otros que resistimos como podemos, cubriendo los gastos que implica llevar adelante un negocio legalmente.



Sí, ya sé que esta es la historia de siempre... pero ¿quién se acuerda de la CALIDAD?

Parece que ahora las personas que demandan un reportaje no se fijen en fotos mal enfocadas, con una pobre o monótona composición, con unos colores variables de foto a foto, con fondos confusos, mal iluminadas, con sujetos que tienen un ojo abierto y otro cerrado... y muchas cosas más... valorando más que se hayan ahorrado algunos euros.



La calidad en un reportaje fotográfico (o de video) es algo que no se puede negar, que salta a la vista, que está ahí... se pueden buscar opciones inteligentes y soluciones eficaces, para conseguir ahorrar dinero a nuestros clientes, sin tener que obligarles a renunciar a un trabajo de calidad.

Por nuestra parte, SIEMPRE intentamos que esto sea así, desde una simple foto de carnet, a cualquier reportaje o trabajo importante. Desde la primera foto hasta la última, para que nuestros clientes tengan la seguridad de que pueden confiar plenamente en nosotros para futuros trabajos, lo cual redunda en un mayor beneficio para nosotros, no sólo en la ganancia inmediata.

Muchas gracias por vuestra atención.